sexta-feira, 2 de maio de 2008

Denuncia local: Organizaciones y ejidatarios sobre Procede

Compañeros y compañeras:

Por solicitud de los firmantes les compartimos este pronunciamiento que
plantea la palabra de organizaciones sociales y ejidatarios sobre su
derechosa la tierra y el territorio y cómo el Procede los afecta.
Saludos fraternos
Area de Comunicación
__________________________________________________________

Ejido Napité, Municipio de San Cristóbal de Las Casas,
Chiapas, 27 de Abril de 2008

A los gobiernos estatal y federal
A los Tribunales Agrarios
A la Secretaria de la Reforma Agraria
A la Procuraduría Agraria
A los medios de comunicación


Las organizaciones sociales y ejidatarios abajo firmantes de las
comunidades de: Ejido Napité, Amparo Aguatinta, Ranchería los Laureles,
Benito Juárez, Aguacatenango, Col. Nueva esperanza, Barrio Madronal,
Sabinalito, San Antonio Ogotsil y Santa Martha, de los municipios de San
Cristóbal de Las Casas, Amatenango del Valle, Venustiano Carranza,
Socoltenango, Frontera Comalapa, Comitán y Ocosingo, reunidos los días
25, 26 y 27 en el ejido Napité para tratar los problemas que atenta
contra nuestros derechos como pueblos indígenas y campesinos por la
implementación del PROCEDE, ahora ya conocido como FANAR damos nuestra
palabra.

Después de platicar la realidad que viven nuestras comunidades y ejidos
por este programa vemos y *analizamos* *lo siguiente*:

1. El programa PROCEDE y FANAR y sus promotores, funcionarios de la
Secretaria de la Reforma Agraria, lograron que los ejidos lo aprobaran
valiéndose de engaños o a partir de ocultar información, pues siempre
nos dijeron de las ventajas pero nunca hablaron de las consecuencias que
la implementación de dicho programa traería en prejuicio de los
ejidatarios y comuneros.
2. En varios ejidos ha tenido como consecuencia la venta de tierras y el
crecimiento del número de ejidatarios. Las ventas han dejado sin
patrimonio a familias completas. Por otro lado los nuevos ejidatarios no
asumen ningún compromiso con nuestras asambleas ejidales, encargadas de
ordenar los trabajos y compromisos para el desarrollo de nuestras
comunidades, teniendo como consecuencia la poca participación y
compromiso con el bien común.
3. En todas nuestras comunidades antes mencionadas, hemos visto que el
pago de impuestos por la tierra, ahora de la propiedad, ha venido
aumentando cada año, los funcionarios que promovieron el PROCEDE habían
dicho que iba a ser más barato, pero en los hechos hemos comprobado que
no es así, cada año va en aumento.
4. En muchos ejidos el crecimiento del número de propietarios,
ejidatarios, ha traído como consecuencia la reducción de los terrenos
aprovechables y la explotación de recursos como el agua, de forma
particular y ya no colectiva como era anteriormente, generando división
al interior de las comunidades. También ha traído como consecuencia que
los viejos ejidatarios repartan tierras a sus hijos, quedando ellos sin
terreno para vivir.
5. Se está afectando la seguridad de la familia, pues en los nuevos
títulos de propiedad ya no se contempla a los sucesores de derechos,
hijos y esposa, teniendo como consecuencia que para cualquier trámite
para heredar la tierra se tenga que hacer un nuevo trámite legal,
generando costo económico para las familias indígenas y campesinas
6. Se han afectado nuestras formas e instituciones internas para
resolver los asuntos internos de uso de la tierra, la Asamblea ejidal ha
quedado como una instancia secundaria, ahora los ejidatarios pasan por
encima de la asamblea para vender sus tierras, sin que se contemple el
interés colectivo.
7. No hemos recibido ningún beneficios a partir de la implementación del
PROCEDE, al contrario, nos vemos cada día más amenazados por intereses
particulares que quieren comprar nuestras tierras, nuestra agua,
nuestros bosques y desaparecer nuestras formas internas de organización.
8. El PROCEDE y su forma para llevarlo a cabo, fue una simulación de
consulta y participación, pues al no tener la información completa, ni
acercar la información de manera apropiada a nuestra cultura, se omitió
la responsabilidad del Estado mexicano de consultar a los pueblos
indígenas por ser los más afectados con esta política pública para el
campo mexicano.
9. El PROCEDE ha permitido que avance la idea de la tierra como
mercancía y no como medio de reproducción de los pueblos indígenas y
campesinos, poniendo en riesgo el futuro de los mismos y de los recursos
naturales que se encuentran dentro de nuestros territorios.
10. Se ha generado división entre los ejidos y comunidades entre quienes
nos oponemos a que siga el PROCEDE y el avance de las consecuencias
negativas, con aquellos que están a favor porque quieren vender o sólo
quieren seguir recibiendo el dinero que dan los gobiernos por medios de
sus programas de gobierno como Procampo, Oportunidades, apoyos a
cafetaleros, lo que ha venidos desgastando la organización interna de
las comunidades, ejidos y comuneros.

Nosotros, cómo pueblos indígenas y campesinos, valoramos mucho nuestra
madre tierra y el territorio y los recursos naturales y estamos buscando
mecanismos de conservación desde el interior de nuestras comunidades,
por eso *rechazamos* y *denunciamos* *lo siguiente:*

1. Rechazamos el nuevo programa FANAR y el maíz transgénico.
2. Rechazamos cualquier programa ambientalista como Pro Árbol que se
está implantando sin información completa de sus implicaciones y mucho
meno el uso que se le puede dar posteriormente
3. Rechazamos que los programas de gobierno Oportunidades, Procampo y
Seguro Popular se apliquen bajo condiciones de forma discriminatoria y
sin respeto a la libre determinación de las comunidades; y que sirvan
para favorecer la privatización de las tierras ejidales y comunales, y
los servicios públicos.
4. Rechazamos los desalojos de tierras.
5. Rechazamos que el Estado vea como mercancía nuestras tierras y
territorio.
6. Rechazamos la privatización de PEMEX.
7. Rechazamos los decretos expropiatorios en la Selva Lacandona.
8. Rechazamos el TLCAN y el ASPAN.
9. Rechazamos la monopolización comercial de las empresas como Wallmart,
Chedrahui?
10. Rechazamos el Programa de Reconversión al Campo que afecten nuestra
soberanía alimentaria.

*Por todo lo anterior, nuestras comunidades exigen:*
* *
1. Que se detengan todos los trámites relacionados con el PROCEDE que
van en prejuicio de los ejidos y pueblos indígenas.
2. Que no se siga condicionando los programas de apoyo al campo y
combate a la pobreza a que los ejidos entremos dentro del PROCEDE.
3. Que se reconozcan los certificados agrarios previos a la titulación
del PROCEDE, pues en ellos sí están mencionados los sucesores de
derechos agrarios.
4. Que se detengan todos los aumentos del pago de impuestos en los
ejidos y comunidades incorporados al PROCEDE.
5. De manera urgente atender la demanda de nuestras comunidades, pues
muchas padecemos la división y la perdida de nuestras tierras.
6. Trato digno y respetuoso por parte de los funcionarios de la Reforma
Agraria y autoridades municipales, quienes muchas veces han abusado de
nuestro desconocimiento del programa PROCEDE para abusar de nuestra
confianza.
7. Que se vaya a una consulta nacional con información apropiada para
cada pueblo indígena y para el sector campesino, sobre la desaparición o
no del PROCEDE.
8. Que se realice una reforma agraria que vea por el beneficio de los
pueblos indígenas y campesinos, para lo cual se de la participación
activa de las organizaciones y Pueblos indígenas y campesinos.
9. Que el Estado cumpla su responsabilidad de garantizar las condiciones
necesarias para el desarrollo armónico y humano de los pueblos indígenas
y campesinos de México.
10. Exigimos respeto a nuestra madre tierra, territorio y recursos
naturales. Respeto a nuestra autodeterminación, a nuestros derechos como
pueblos indígenas; a la libre expresión, asociación y manifestación.

*Atentamente:***
**
Feliciano Díaz Gómez, Ejido Napité, cargo Diácono.
Margarita Hernández López, Ejido Napité, Municipio San Cristóbal de Las
Casas
Ernestina Hernández Gómez, Ejido Napité
Petrona Gómez Álvarez, Ejido Napité
José Luis Pérez Pérez, Amparo Aguatinta**
José Alfredo Hernández García, Ranchería Los Laureles**
Pedro Gómez Zepeda, Benito Juárez, Mpio. de Amatenango, Promotor de DH y
parte de La Otra Campaña
Juan Méndez Hernández, Promotor DH Ejido Aguacatenango Municipio de
Venustiano Carranza
Martín Méndez Hernández, Col. Nueva Esperanza, Mpio. De Socoltenango
Mateo Méndez Hernández, Col. Nueva Esperanza, Mpio. De Socoltenango
Prisciliano López Gómez, Barrio Madronal, Mpio. De Amatenango del Valle,
Promotor de DH
Bulmaro Vázquez Silva de Sabilanito. Comité de DH de Comalapa, Municipio
de Frontera Comalapa
José Gilberto López Pérez, San Antonio Ogotzil, Mpio. De Comitán
Francisco Hernández García, Ranchería Los Laureles
Santos Gómez López, Ejido Napité
Rosario Velasco Pérez, Ejido Napité
Lucio Gómez López, Ejido Napité
Esteban Pérez Entzin, Consejo de Vigilancia, Ejido Napité
Carlos Gómez Díaz, de Napité, vive en SCL, Coordinador de Pueblo Creyente
Andrea Díaz López, de Napité, vive en SCLC, miembro de Pueblo Creyente
Lina Gómez Bautista, Amatenango
Francisco Díaz Gómez, Ejido Napité
Gregorio Pérez Sántiz, Ejido Napité
Gloria Gómez Hernández, Ejido Napité
Guadalupe Gómez López, Ejido Napité
Alejandro Velasco, Mayordomo de la Iglesia de Napité
Benito Hernández López, Ejido Napité
Santiago Deara Lopez Santa Martha, ARIC Unión de Uniones independiente y
Democrática de Ocosingo
Fausto Gómez Hernández, Ejido Napité, Prom. DDHH

Nenhum comentário: