terça-feira, 3 de fevereiro de 2009

Las izquierdas mexicanas hoy - Magdalena Gómez

Cómo y para qué volver los ojos a la coyuntura nacional y en especial a los desafíos de las izquierdas frente al inicio de año que fue marcado con la agresión militar del gobierno israelí a la población civil en Gaza, la asunción de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, que, si bien no representa un cambio de fondo, sí genera expectativas de matiz, si se quiere, pero de gran contraste con respecto a George W. Bush.

En otro terreno, el Foro Social Mundial, realizado la semana pasada en Belem, Brasil, se desarrolló siguiendo una amplísima agenda, con gran riqueza y diversidad de movimientos, destacando los indígenas en defensa de sus territorios. Llamó especialmente la atención la participación de los presidentes de Bolivia, Ecuador y Venezuela, junto al de Brasil, en un espacio con hegemonía de los movimientos sociales; “el tsunami político” que su presencia generó fue narrado por Luis Hernández Navarro (La Jornada, 31/1/09). Los factores anotados deben leerse en el contexto de la muy grave crisis económica mundial, cuyo impacto en nuestro país pasó de un simple catarrito a pulmonía.

Para imaginar alternativas posibles resulta necesario colocar el análisis en nuestro país, sobre todo en el fenómeno de las izquierdas realmente existentes. Bien sabemos que en este tema hay posturas diversas, que van de los partidos políticos a los movimientos como el zapatismo abiertamente anticapitalista, algunos sectores sindicales como el electricista, el magisterial, los organismos civiles de derechos humanos y el que representa el lopezobradorismo, muy vinculado con partidos, pero que constituye en sí mismo un movimiento.

Una característica muy presente es la escasa o nula relación entre las izquierdas. Y ello se puede entender cuando se abordan las radicales diferencias de enfoque, pues mientras unos se colocan abierta y explícitamente en posición antisistémica, otros se mueven dentro de marcos institucionales, sean elecciones o defensa de derechos económicos, sociales, políticos, lo cual no les impide mantener posiciones críticas al neoliberalismo.

(...)

Continua em:
http://www.jornada.unam.mx/2009/02/03/index.php?section=opinion&article=017a2pol

Nenhum comentário: