domingo, 17 de maio de 2009

Doble y oficial, el despojo a ejidatarios de la comunidad chiapaneca San Sebastián

Priístas y autoridades se repartirán las ganancias por el ingreso a Agua Azul

Ocosingo, Chis. 17 de mayo. No es casual que fuera precisamente en las inmediaciones de Agua Azul donde el gobierno de Chiapas rompió su tregua con las comunidades en resistencia. Aunque oficialmente insistan en que no existe hostilidad política, con torturas y cargos falsos las autoridades iniciaron una persecución contra campesinos que se oponen a la expansión empresarial y turística en sus tierras, y que de tiempo atrás hayan tenido fricciones y conflictos con las policías estatales que controlan la carretera Ocosingo-Palenque.

Tampoco es irrelevante que durante los meses anteriores, según las propias fuentes gubernamentales, el grupo minoritario de ejidatarios priístas, miembros de la Organización para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (Opddic), haya recibido dinero de las autoridades por dos rubros: la mina de grava y la caseta de cobro en el acceso a las cascadas de Agua Azul. Ambas habían sido recuperadas por la asamblea de ejidatarios de San Sebastián Bachajón (más de las dos terceras partes de los alrededor de 2 mil que son), adherentes a la otra campaña del EZLN.

Continua em:
http://www.jornada.unam.mx/2009/05/18/index.php?section=politica&article=020n1pol

Nenhum comentário: