sábado, 3 de maio de 2008

Indice la Jornada, sábado 3 de mayo de 2008

1- A dos años de la represión en San Salvador Atenco el Estado no reconoce los abusos
“Desolador”, el panorama de los derechos humanos en México: AI

2-
Una cruz en memoria de los caídos

3-
Pagando 8 mil pesos, Doroteo Blas Marcelo evitará pisar la cárcel
Sentencian a tres años de prisión a policía estatal que abusó de mujeres de Atenco

4-
Rechaza Nadín Reyes registrar su ADN en la SIEDO

5-
Las personas que dejaron el predio buscan más problemas: JBG
Zapatistas de 24 de Diciembre ahora enfrentan incendios provocados

6-
Asegura la Feadp que ya fueron libradas las peticiones de aprehensión
Ordenan detención de Kamel Nacif y policías poblanos por caso Lydia Cacho

7-
Los de Abajo

8-
Exigen reparación del daño por la agresión en Atenco

9-
Solidaridad con zapatistas presos

10-
Les molestó que no cayeran en su provocación y los sacaron de sus casas: líder campesino
Arrestan ilegalmente a nueve partidarios de la APPO que se enfrentaron con priístas

11-
La tortura no funciona, como muestra la historia

12-
Crisis de autoridad y hartazgo ciudadano

A dos años de la represión en San Salvador Atenco el Estado no reconoce los abusos
“Desolador”, el panorama de los derechos humanos en México: AI


■ El organismo internacional exige justicia para 26 mujeres víctimas de tortura sexual

■ La impunidad sigue siendo cosa de todos los días en el país, sostiene Alberto Herrera Aragón

Emir Olivares Alonso

Ampliar la imagen Isabel Cruz, Alberto Herrera Aragón y Tonio Tessada, durante una conferencia para informar sobre las solicitudes que Amnistía Internacional ha hecho al Estado mexicano sobre los hechos en San Salvador Atenco Isabel Cruz, Alberto Herrera Aragón y Tonio Tessada, durante una conferencia para informar sobre las solicitudes que Amnistía Internacional ha hecho al Estado mexicano sobre los hechos en San Salvador Atenco Foto: Francisco Olvera

En México existe un panorama “desolador” en materia de derechos humanos, pues no hay coherencia entre la política internacional en defensa de esas garantías y la que se aplica en el ámbito nacional; el caso paradigmático es la violencia ejercida en San Salvador Atenco, en particular contra las mujeres, donde el Estado ejecutó actos de “tortura” que continúan “en la impunidad”, aseguró Amnistía Internacional (AI) sección México.

A dos años de la violación a los derechos humanos de habitantes de ese municipio, incluida la tortura sexual contra al menos 26 mujeres –cometida por elementos policiacos–, el organismo internacional realizó una campaña para exigir a las autoridades mexicanas justicia para ellas por medio de la presión de activistas de diversos países.

Alberto Herrera Aragón, director ejecutivo de AI-México, señaló que el objetivo de la campaña es aprovechar “la preocupación” que tiene el gobierno del país sobre cómo es vista en el ámbito internacional su labor en defensa de los derechos humanos.

En conferencia de prensa, se informó que a dos años de las agresiones contra mujeres en Atenco no existen policías consignados por delitos graves. Herrera Aragón indicó que mientras el Estado mexicano no reconozca públicamente que incurrió en abusos, y no se emprendan medidas que se traduzcan en reformas estructurales para garantizar los derechos humanos, no habrá justicia para las víctimas, además de que situaciones como las de Atenco continuarán presentándose.

En el llamado que hace, AI refiere que “la violación a los derechos humanos, el desigual acceso a la justicia y la impunidad no son tolerables en una sociedad civil comprometida con el respeto a toda persona y a la dignidad humana”.

En México, Estados Unidos, Italia, España, Alemania y Bélgica se acumulan cientos de firmas dirigidas al titular de la Procuraduría General de la Repú- blica, Eduardo Medina Mora, como medida de presión ante la impunidad. Asimismo, se esperan los documentos, escritos o vía electrónica, de activistas de Dinamarca, Polonia, Canadá, Finlandia, Francia, Holanda, Noruega, Nueva Zelanda, Pakistán, Reino Unido, Rusia, Suiza y Suecia; además de países latinoamericanos como Argentina, Colombia, Costa Rica, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.

“La palabra impunidad sigue siendo cosa de todos los días en México, en especial en el caso Atenco. Por ello, la solidaridad internacional permitirá darle relevancia al caso y todas estas voces llegarán al escritorio de Medina Mora”, aseguró el director de AI-México.

Por su parte, Jaqueline Sáenz, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez –ONG que recientemente acompañó la denuncia que 11 mujeres agredidas sexualmente realizaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos–, señaló que hasta la fecha no hay autoridades ni policías consignados por delitos graves en ese caso, y solamente 21 han sido llamados por la justicia del estado de México por ilícitos menores como abuso de autoridad y actos libidinosos; 15 de ellos ya fueron exculpados, mientras que el resto enfrentan el proceso en libertad debido a que los delitos que se les achacan no son graves.

“Las mujeres no han recibido una reparación integral del daño ni han alcanzado justicia, por lo que exigimos que la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) consigne a los responsables de la tortura sexual”, señaló la abogada.

Agregó que “existe la esperanza” de que con la presión internacional se logre justicia, como se dio con la liberación, hace unos meses, de la indígena mazahua Magdalena García Durán, detenida en Atenco y declarada por AI como presa de conciencia, por lo que hubo una amplia campaña internacional por su liberación.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=politica&article=003n1pol


Una cruz en memoria de los caídos

Javier Salinas Cesáreo, corresponsal

San Salvador Atenco, Méx., 2 de mayo. A dos años de la incursión de las fuerzas federales y estatales en San Salvador Atenco, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) colocó una cruz en la zona del cerro de Huatepec, como ofrenda para los tres activistas y simpatizantes asesinados a lo largo de siete años de resistencia.

Fue justo en medio de las tierras de cultivo en las que en 2001 el gobierno federal intentó construir el aeropuerto alterno de la ciudad de México, donde los atenquenses colocaron este viernes una enorme cruz hecha de troncos en memoria de Jesús Enrique Espinoza, asesinado por la policía estatal en 2002, de Alexis Benhumea, estudiante que murió por el impacto de una cápsula de gas lacrimógeno disparada por la policía, y de Francisco Javier Cortés, el adolescente abatido en el tiroteo de mayo de 2006.

Para el FPDT la colocación de la imagen tuvo otro mensaje: recordarle al gobierno federal que esas tierras son de los campesinos y que no permitirán un nuevo intento de “despojo” para un proyecto aeroportuario o para ampliar la mancha urbana.

“No estamos todos”

Desde temprano los atenquenses se congregaron en la explanada principal del poblado. Acompañados de integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, partieron en caravana con rumbo a los cerros Huatepec y Tepetzingo.

“Peña Nieto, asesino, que matas campesinos” y “no estamos todos, faltan los presos y presas”, fueron las consignas que bajo el intenso calor y en medio de sus tierras corearon los compesinos para reafirmar su vocación de lucha.

Trinidad Ramírez, dirigente del FPDT y esposa de Ignacio del Valle Medina, preso en la cárcel de La Palma, señaló que a dos años de la represión el movimiento sigue y ahora más que nunca luchará por conseguir la libertad de sus 16 compañeros que aún se encuentran presos en los penales de Molino de Flores y La Palma.

Denunció que el acoso y hostigamiento de los gobiernos federal y estatal no ha cedido, pues al menos seis de sus compañeros, algunos con sus familias, se encuentran en el exilio desde mayo de 2006, porque pesan sobre ellos órdenes de aprehensión.

“Nuestro movimiento no cederá hasta que Enrique Peña Nieto, Vicente Fox, Eduardo Medina Mora y Wilfrido Robledo, los autores de la represión, sean castigados”, dijeron.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=politica&article=003n2pol

Pagando 8 mil pesos, Doroteo Blas Marcelo evitará pisar la cárcel
Sentencian a tres años de prisión a policía estatal que abusó de mujeres de Atenco


Israel Dávila (Corresponsal)

Toluca, Méx. 2 de mayo. Doroteo Blas Marcelo, elemento de la Agencia de Seguridad Estatal, fue condenado este viernes a tres años y dos meses de prisión por el delito de actos libidinosos cometidos contra las mujeres detenidas en San Salvador Atenco en mayo de 2006. No obstante, el uniformado no tendrá que pisar la cárcel pues, al estar tipificado como delito no grave en el Código Penal mexiquense, la pena es conmutable por el pago de 8 mil 427 pesos.

La resolución la dictó hoy el juez primero de Tenango, Tomás Santana Malváez, quien consideró que se pudo acreditar la responsabilidad de Blas Marcelo en abusos de orden sexual contra las detenidas.

Doroteo Blas Marcelo fue el único policía estatal consignado por la procuraduría mexiquense por los ataques sexuales contra al menos 26 de las mujeres detenidas en los operativos de Atenco.

Estos abusos fueron confirmados por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en cuya recomendación exigió a las autoridades estatales hacer una investigación más profunda y encontrar a los responsables.

La procuraduría estatal mantiene detenida la investigación con el pretexto de que si las víctimas no colaboran para identificar a sus agresores, difícilmente se podrá castigar a los responsables.

De acuerdo con los relatos de las víctimas, los abusos se cometieron durante el trayecto de San Salvador Atenco al penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, que duró más de seis horas, cuando la distancia entre ambos lugares no es mayor a 120 kilómetros.

Las víctimas fueron obligadas por los policías que realizaban el traslado a ponerse los suéteres en la cabeza para impedir ser reconocidos. Aquella que no obedecía, se le propinaba una paliza, dijo una de las mujeres detenidas.

A dos años de los acontecimientos, a Blas Marcelo se le imputó la comisión de actos libidinosos, delito tipificado en el articulo 270 del Código Penal mexiquense como la menor de las faltas de orden sexual.

El ahora sentenciado nunca pisó la cárcel durante el proceso que se le instruyó, gracias a un amparo que le concedió la justicia federal para evitar ser detenido.

Al igual que 21 policías más que fueron consignados por abuso de autoridad, fue asesorado por la Agencia de Seguridad Estatal durante el proceso.

En febrero pasado el mismo juez exoneró a 16 policías estatales. En aquella resolución, el juez Tomás Santana dio cumplimiento a un amparo directo otorgado por la justicia federal en que se consideró que no había responsabilidad de los uniformados por la mala integración del expediente que turnó la procuraduría mexiquense.

Solo cuatro efectivos –uno de policía estatal y tres municipales de Texcoco– siguen sometidos a proceso penal por abuso de autoridad, aunque están a la espera de que se resuelva un amparo para ser absueltos.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=politica&article=004n2pol


Rechaza Nadín Reyes registrar su ADN en la SIEDO

Octavio Vélez Ascencio (Corresponsal)

Oaxaca, Oax., 2 de mayo. Nadín Reyes Maldonado, hija de Edmundo Reyes Amaya, uno de los miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR) desaparecido desde mayo del año pasado, afirmó que se rehusó a dar una muestra de sangre o de saliva para registrar su ADN en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Procuraduría General de la República, ante un eventual descubrimiento de los restos del padre, porque no ha tenido acceso a las investigaciones realizadas tras la detención de dos policías oaxaqueños, presuntamente vinculados con los hechos.

Acudió, junto con Margarita Cruz Sánchez, hermana de otro de los desaparecidos, Gabriel Alberto Cruz Sánchez, y estuvieron en disposición de colaborar, “siempre y cuando tuviéramos información clara y precisa de los avances en la investigación, conocer por qué se realizaría la prueba y bajo que estándares, así como tener acceso a la averiguación previa, pero la respuesta del agente del Ministerio Público, Alejandro Hernández, fue negativa”, señaló.

Consideró que la actuación de Hernández deja al descubierto la faramalla del estado “pues lo que pretende es utilizar de manera sospechosa las muestras, situación que nos hace desconfiar plenamente de la veracidad de sus actuaciones”.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=politica&article=004n3pol

Las personas que dejaron el predio buscan más problemas: JBG
Zapatistas de 24 de Diciembre ahora enfrentan incendios provocados


Hermann Bellinghausen (Enviado)

La Realidad, Chis. 2 de mayo. Después del retiro de los miembros de la Unión de Ejidos de la Selva (UES) de tierras de la comunidad zapatista 24 de Diciembre, lo cual ocurrió el pasado primero de abril, el nuevo peligro de provocación son los incendios intencionales, que en esta época de Cuaresma (sequía) se propagan muy fácilmente. La junta de buen gobierno (JBG) Hacia la esperanza, en entrevista, señala que se han evitado ya varios conatos de fuego, los cuales al parecer se dan de forma deliberada.

Ya se registró uno, causado por los policías estatales preventivos que siguen acampados en los alrededores del poblado zapatista. El siniestro estuvo a punto de salir de control, cuando los policías permitieron que se expandiera. “Para apagarlo tuvieron que actuar mujeres, niños y hombres de 24 de Diciembre. Destruyó una hectárea de bosque”, dice la JBG.

“No sabemos qué siguen ‘vigilando’ esos policías, si los de UES ya quitaron sus casas. Creemos que los policías deben irse. Su presencia sigue siendo provocación”, añade la junta zapatista.

Como son provocación los repetidos fuegos provocados por desconocidos, que mantienen en guardia a las familias zapatistas. “Pensamos que las personas que dejaron el predio, porque el gobierno les dio dinero, siguen buscando problema”.

La JBG aclara que no realizó ninguna negociación con el gobierno de Chiapas. “El pago de una elevada suma de dinero a los invasores de la UES, habitantes de Nuevo Momón, fue decisión de Juan Sabines. Allá él, si quiso pagar de nuevo esas tierras, que ya estaban muy bien pagadas” (a su antiguo propietario, el general y ex gobernador Absalón Castellanos Domínguez).

Si bien la prensa oficialista respaldó a los invasores de la UES y acusó a los zapatistas de “invadir” esas 525 hectáreas, es sabido que la ex finca fue recuperada por las bases del EZLN después del levantamiento de 1994. También, que las 31 familias que se iban a asentar allí desde entonces sufrieron persecusión y exilio durante más de una década, al instalarse en el viejo Rancho Momón, un campamento militar que no sólo sigue allí, sino que acapara el agua, y apoyó abiertamente a los invasores para construir su “poblado” Nuevo Gracias a Dios, nunca realmente habitado.

La gente de 24 de Diciembre nació en esa misma tierra, pero fue expulsada por la invasión militar de 1995, y miembros de la UES en Nuevo Momón se adueñaron de sus antiguas tierras y viviendas. Perseguidos y amenazados, finalmente tomaron posesión del predio el 24 de diciembre de 2006. Enseguida comenzó la “disputa”, promovida por miembros de la UES.

En algún momento, Arturo Jiménez, líder de dicha organización en Cruz del Rosario, “desconoció” a los invasores, pero nunca hubo intentos por disuadir al grupo de sus acciones de provocación y despojo. “Pensamos que (Jiménez) habló por el boicot de la sociedad civil contra los Cafés de la Selva, que sí les causó pérdidas.

“Los de 24 de Diciembre al fin han comenzado a construir su escuela, una casa de salud y están instalando tubería para que llegue un poco de agua.” La JBG de La Realidad describe que sólo tienen acceso a un pequeño pozo, que no da a las familias más de 30 litros de agua por día.

Así, esas tierras, recuperadas por los rebeldes hace 14 años, y pagadas dos veces por el gobierno, siguen escatimadas a las familias tojolabales, tanto por la permanencia del Ejército y la policía estatal, como por los intentos de sabotaje del mismo grupo que fue “indemnizado”, con creces y sin derechos reales, por el gobierno.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=politica&article=009n2pol

Asegura la Feadp que ya fueron libradas las peticiones de aprehensión
Ordenan detención de Kamel Nacif y policías poblanos por caso Lydia Cacho


Gustavo Castillo García

El juzgado primero de lo penal con sede en Cancún, Quintana Roo, habría librado órdenes de aprehensión por el delito de tráfico de influencia en contra del empresario Kamel Nacif, y por abuso de autoridad en contra de los policías del estado de Puebla que trasladaron en diciembre de 2005 de ese centro turístico a la capital poblana a la periodista Lydia Cacho Ribeiro, según mandos de la Fiscalía Especializada de Atención de Delitos Cometidos en contra de Periodistas (Feadp) de la Procuraduría General de la República (PGR).

Sin embargo, miembros del Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM), en el que participa Lydia Cacho, indicaron que el asunto sigue en estudio en el juzgado, pues el expediente se compone de 21 tomos de alrededor de 500 páginas cada uno.

En ese contexto, funcionarios de primer nivel de la PGR señalaron que hasta el momento en el círculo cercano a Eduardo Medina Mora, titular de esa dependencia, no se ha tenido ningún reporte oficial, y que el seguimiento del caso lo tiene la Feadp.

De acuerdo con la información obtenida, la petición de orden de aprehensión contra Kamel Nacif se sustenta en que una camioneta de su propiedad y varios de sus empleados apoyaron a los policías judiciales de la Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla en el traslado de la periodista.

A pesar de que los mandamientos judiciales se hubieran librado, la PGR ya nada tiene que ver con el caso, pues una vez que consignó el expediente a un juez federal, éste se declaró incompetente y un tribunal determinó que en el asunto debía entender un juzgado del fuero común, por lo que las órdenes de captura deben ser cumplimentadas por agentes quintanarroenses, o bien, si esas autoridades emiten una alerta a las policías del país, entonces cualquier otra corporación puede realizar las aprehensiones.

Sin embargo, como los delitos por los que se solicitaron las órdenes de captura no están tipificados como graves, todos los inculpados pueden presentarse amparados ante las autoridades quintanarroenses.

Según las fuentes oficiales consultadas, existe la posibilidad de que los presuntos responsables de haber violado las garantías de la periodista Lydia Cacho acudan amparados ante el juez primero de lo penal la semana próxima y de inmediato soliciten que se les fije fianza para enfrentar el proceso en libertad.

Como se recordará, estas peticiones de captura tienen su origen en el expediente 02/FEADP/06 y la averiguación previa FEVIM/02/03-2006, en razón de las denuncias que presentó la periodista Lydia Cacho en contra del empresario José Kamel Nacif Borge; el gobernador de Puebla, Mario Marín Torres; la procuradora de justicia de esa entidad, Blanca Laura Villeda, y los agentes que participaron en el traslado de la informadora desde Cancún hasta Puebla.

El contenido del libro Los demonios del Edén, en que Cacho Ribeiro denuncia la existencia de una red de pederastia que involucra al estadunidense Jean Succar Kuri y supuestamente la complicidad de Kamel Nacif, fue el motivo para que el empresario textilero presentara una demanda por difamación contra la autora y autoridades de Puebla la aprehendieran y encarcelaran unos días en un Centro de Readaptación Social.

Sin embargo, la periodista decidió revelar una red de complicidades en su detención y por ello interpuso la denuncia en contra de funcionarios poblanos.

En el caso, el Ministerio Público Federal determinó que no existieron responsabilidades penales por parte del mandatario poblano, Mario Marín, y la procuradora de justicia de esa entidad, Blanca Laura Villeda.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=politica&article=011n1pol


Los de Abajo

Gloria Muñoz Ramírez
losylasdeabajo@yahoo.com.mx

■ Resistencia cotidiana

La pregunta de cómo resisten los zapatistas tiene múltiples respuestas. Una se encuentra en el poblado 24 de Diciembre, en la Selva Lacandona. “Sólo muertos nos sacan de aquí. Esta tierra es nuestra y aquí nos quedamos”, declararon los pobladores hace más de un año, cuando empezaron las agresiones en su contra para desalojarlos de 525 hectáreas de tierras recuperadas.

Las 31 familias de 24 de Diciembre, todas bases de apoyo del EZLN, resistieron y ganaron gracias al apoyo de cientos de zapatistas de la región que sostuvieron un plantón alrededor del predio amenazado por la Unión de Ejidos de la Selva (UES). Se defendieron con el cuerpo y con organización, sin responder a la violencia física, a la quema de milpas y cafetales, las amenazas de muerte, los disparos al aire y demás provocaciones solapadas por los campamentos del Ejército federal y la policía estatal que se encuentran a su alrededor. Sus compañeros hicieron guardia las 24 horas de día, durante nueve meses, para que ellos pudieran salir a sembrar y a hacer otras tareas. Los zapatistas de la selva fronteriza llegaron por turnos al plantón desde comunidades lejanas. Su misión fue cuidar las casas y las familias y ponerse en medio para que los pobladores de 24 de Diciembre no respondieran a las agresiones.

La resistencia cotidiana –o la cotidianidad de la resistencia– es invisible. No ocupa un lugar en los noticiarios y sus protagonistas no dictan cátedras; están ahí nomás, cuidando el terreno y poniéndolo todo, no sólo para tener un lugar para sembrar, sino para construir autonomía y seguir decidiendo su destino. Nueve meses después de que empezaron las guardias para defender la comunidad, la UES aceptó una indemnización del gobierno estatal y retiró el poblado fantasma que creó en las mismas tierras para disputar su propiedad.

La batalla en 24 de Diciembre se ganó también gracias al boicot que organizaron personas y colectivos a los locales de Café de la Selva, cuyo socio y principal distribuidor es la UES. La campaña se dirigió a los consumidores, instándolos a no consumir café proveniente de quienes hostigan a un poblado en resistencia. La solidaridad nacional e internacional tuvo papel preponderante.

Esta semana se levantaron el plantón zapatista y el boicot al Café de la Selva. Hay otros poblados zapatistas amenazados y en todos se resiste con organización y solidaridad, sin más armas que la firme voluntad de un pueblo para construir un mundo donde quepan muchos mundos.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=opinion&article=009o1pol

Exigen reparación del daño por la agresión en Atenco

A dos años de la brutal represión contra el pueblo de San Salvador Atenco, las Mujeres sin Miedo seguimos exigiendo libertad incondicional a l@s pres@s polític@s del Altiplano y del Molino de las Flores sin pago de fianzas, justicia para las mujeres vejadas y violadas, castigo a los responsables del asesinato de los jóvenes Alexis Benhumea y Javier Cortés Santiago, exculpación y permiso de regreso a los extranjeros expulsados, devolución de las fianzas, reparación de los daños y castigo ejemplar a los culpables del operativo. ¡Otro Atenco, nunca más!

Mujeres sin Miedo. Ofelia Medina, Begoña Lecumberri, Carmen Huete, Francesca Guillén, Giovanna Cavasola, Mercedes Hernández y Humberto Robles, Elena Poniatowska Amor, Jesusa Rodríguez, Liliana Felipe, Lourdes González, Marisela Ortiz. Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Comité Cerezo México, Grupo de Tecnología Alternativa SC, Frente de Mujeres Rosa Luxemburgo; Mireya Rodríguez Corona, Alma Juárez Altamirano, Saula Martínez Ledezma, Nayelli Ruiz Zarate; Jenny Escobar Iglesias, de Mujeres de Negro Uruguay; Andrea Caraballo, Ana de León y Natalia Castelgrande del colectivo Contra-Impunidad de Uruguay; Isabel Pérez, periodista uruguaya. http://mujeressinmiedo.blogspot.com

Solidaridad con zapatistas presos

Compañeros Ángel Concepción Pérez Gutiérrez y Francisco Pérez Vázquez:

Nos dirigimos a ustedes con todo respeto y cariño. Sabemos que han estado presos hace casi 12 años en Tlacotalpa, Tabasco, acusados injustamente, y perseguidos por ser zapatistas. Sabemos que tienen diabetes y no los han atendido, y que ayunaron durante la pasada huelga de hambre de los compas en Chiapas. Sabemos que decidieron prolongar su huelga de hambre, y que fueron trasladados al penal de Yajalón, Chiapas.

Los apoyamos, creemos con el corazón que su causa es justa y queremos su libertad inmediata, así como la de los que continúan presos en Chiapas y han sido agredidos, como los compañeros de La Voz de los Llanos.

Claudia Asúnsolo Rivera, Espacio Social y Cultural de La Karakola, Juventino Hernández Martínez e Itzel Mariana Rodríguez Reyes

Les molestó que no cayeran en su provocación y los sacaron de sus casas: líder campesino
Arrestan ilegalmente a nueve partidarios de la APPO que se enfrentaron con priístas


Octavio Vélez Ascencio (Corresponsal)

Ampliar la imagen Pobladores de San Juan Bautista Guelache mantuvieron cerrados los accesos a su cabecera municipal en protesta por la elección por el sistema de usos y costumbres programada para el 4 de mayo. Pobladores de San Juan Bautista Guelache mantuvieron cerrados los accesos a su cabecera municipal en protesta por la elección por el sistema de usos y costumbres programada para el 4 de mayo. Foto: Notimex

Oaxaca, Oax., 2 de mayo. Nueve simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), que se enfrenatron con priístas en el municipio de Santa María Temaxcaltepec, región de la Costa, fueron detenidos por policía preventivos del estado.

Florentino López Martínez, dirigente del Frente Popular Revolucionario, agrupado en la APPO, expuso que el comisariado de bienes comunales realizaba un tequio (trabajo comunitario) en el pueblo cuando priístas y antorchistas, dirigidos por Ponciano Torres Quintas y Andrés Rural Quintas, los despojaron del camión de volteo y la retroexcavadora con la que laboraban.

Los pobladores, agregó, se retiraron a sus comunidades para no caer en la provocación de “los grupos reaccionarios que obedecen al ex edil de Santos Reyes Nopala, Fredi Gil Pineda Gopar, conocido golpeador convertido en munícipe durante 2004 como pago de favores por sus sucios y oscuros servicios al PRI”.

Expuso que “como no les resultó la provocación, cerca de las 20 horas este grupo rodeó el domicilio de Alejandro Salinas Cortés, comisariado de bienes comunales. Después arribó una patrulla de la policía preventiva estatal cuyos tripulantes ingresaron al hogar y detuvieron a su dueño, arbitraria e ilegalmente, con violencia, para llevárselo como delincuente”.

Dirigidos por Ponciano Torres Quintas y Andrés Rural Quintas, los policías fueron también a otras casas para detener, sin orden de captura, a Petronilo de la Lid Cortés, Juan Reyes Iris, Lauro Acacia Hernández, Diego Irlanda Salinas, Donaciano Salinas Mendoza, Bruno Acacia Zurita, Moisés Martínez y Marcelo Hernández Velasco.

“Los compañeros fueron trasladados a los separos de la policía Preventiva de Puerto Escondido”, indicó. Exigieron su libertad y que los organismos de defensa de derechos humanos emitan las recomendaciones necesarias al gobierno del estado por las graves violaciones a esas garantías.

Guelache: detienen a funcionarios

Pobladores de San Juan Bautista Guelache, distrito de Etla, cerca de la capital del estado, retuvieron a tres integrantes del Consejo Municipal Electoral (CME) en protesta por la cancelación de elecciones extraordinarias que se iban a realizar hoy bajo el régimen de usos y costumbres, en cumplimiento a una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Saúl González Vidal y Víctor María Trinidad Montero, presidente y secretario del CME, así como al administrador de la comunidad, Gerardo Narciso García Díaz, aparentemente decretaron la suspnesión de los comicios y esto provocó el enojo de decenas de habitantes.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=estados&article=024n1est


La tortura no funciona, como muestra la historia

Parece que la CIA y sus matones a sueldo están convencidos de que sí es efectiva

Robert Fisk

“La tortura funciona”, alardeó un miembro de las fuerzas especiales estadunidenses, coronel obviamente, a un colega mío hace un par de años. Parece que la CIA y sus matones a sueldo en Afganistán e Irak aún están convencidos de eso. No existe evidencia de se haya dejado de entregar a prisioneros a quienes los golpean, los someten a ahogamientos simulados y les insertan tubos de metal, o que hayan terminado los casos en que algún prisionero muera a consecuencia de la tortura. ¿Por qué otra razón habría de admitir la CIA, en enero, que había destruido videos de prisioneros a los que casi habían ahogado con la técnica de waterboarding, antes de que éstas pudieran ser vistas por investigadores estadunidenses?

Con todo, hace unos días, me encontré un grabado medieval en que un prisionero está atado a una silla de madera, con una manguera de cuero metida hasta la garganta, cuyo otro extremo sale de una primitiva máquina de bombeo, que es operado por un torturador de horrenda y escasa vestimenta. Los ojos del prisionero están desorbitados por el terror mientras siente que se ahoga ante la vista de los inquisidores españoles, que no muestran la mínima compasión por él. ¿Quién dijo que el waterboarding es nuevo? Los estadunidenses sólo imitan a sus predecesores de la Inquisición.

Encontré otra imagen en un periódico canadiense que muestra a un prisionero bajo interrogatorio, en lo que sospecho era la Alemania medieval. En este caso, está amarrado de espaldas al borde externo de una rueda. Dos encapuchados lo atormentaban. Uno utiliza un fuelle para avivar el fuego que está bajo la rueda mientras el otro le da vueltas. La rueda gira de manera que los pies del prisionero pasan entre las llamas regularmente.

Los ojos del pobre hombre, desnudo salvo por una tela que cubre la parte inferior de su cuerpo, están transidos de dolor. Dos curas están junto a él, uno de ellos cubierto con la capucha de su hábito; el otro lleva una túnica sobre su sobrepelliz y usa papel y pluma para escribir las palabras del prisionero.

Anthony Grafton, quien trabaja en un libro sobre la magia durante el Renacimiento en Europa, dice que durante los siglos XVI y XVII se usaba sistemáticamente la tortura con todo sospechoso de brujería, y que sus palabras eran anotadas por notarios calificados, el equivalente, supongo, de funcionarios y testigos de la CIA, que en esa época no se engañaban diciendo que esto no era tortura; y habla abiertamente del “aliciente” que provenía de los muchachos encargados de darle vuelta a la rueda sobre el fuego.

Como recuerda Grafton, “el pionero en el estudio de las usanzas medievales, Henry Charles Lea, escribió largamente sobre las formas en que los inquisidores usaron la tortura para hacer que prisioneros confesaran que practicaban la herejía, tanto en opinión como en acción. Él, que era un hombre iluminado y escribía sobre lo que observaba en una época iluminda, veía con horror estas prácticas bárbaras con una claridad que le envidiaría cualquiera que hoy lee comunicados públicos”.

En la Edad Media había personas entrenadas para usar el dolor como método de interrogatorio, así como último castigo antes de la muerte. A los hombres que iban a ser “colgados, desangrados y descuartizados” en el Londres medieval, por ejemplo, se les mostraban los “instrumentos” antes de que su sufrimiento comenzara, normalmente siendo eviscerados delante de una multitud de mirones.

La mayoría de los torturados en el medievo de todos modos eran ejecutados una vez que se obtenía de ellos la información que exigían sus interrogadores. Estas inquisiciones, con detalles sobre la tortura que las acompañó, eran hechas públicas y ampliamente diseminadas para que el público entendiera la amenaza que los prisioneros representaron y el poder que detentaban quienes los sometieron al tormento. No había destrucción de videos. Según Grafton, los hechos se promocionaban mediante panfletos ilustrados y canciones, entre otras cosas.

Ronnie Po-chia Hsia y los académicos italianos Diego Quaglioni y Anna Esposito han estudiado la Inquisición de Trento, Italia, en el siglo XV, cuyas víctimas fueron sobre todo judíos. En 1475, tres hogares judíos fueron acusados de asesinar a un niño cristiano llamado Simón con el supuesto fin de llevar a cabo un “ritual” en que se usaba sangre para hacer “matzo”, o pan. Esta “calumnia de sangre” era, desde luego, una total falsedad, pero en partes de Medio Oriente se cree aún que este ritual existe, lo cual es aterrador si se piensa que era una creencia arraigada en la Europa del siglo XV.

Como era usual, el podestà, un alto funcionario de la ciudad, era el interrogador, quien aceptó evidencia externa como principales pruebas de culpabilidad. Aún así, la ley de Roma exigía confesiones para dictar condena.

Grafton narra que cuando las respuestas de un prisionero no satisfacían al podestà, el torturador ataba sus manos detrás de la espalda y de ahí lo levantaba hacia el techo con una polea. “Luego, según las órdenes del podestà el verdugo lo hacía saltar o bailar soltándolo y volviéndolo a jalar repetidamente, dislocándole los hombros y provocándole un dolor inimaginable”.

Cuando uno de los miembros de las familias judías de Trento, Samuel, preguntó al podestà dónde había escuchado que los judíos usaban sangre de cristianos, el funcionario respondió, mientras Samuel colgaba de la cuerda, que lo escuchó de otros judíos. Samuel dijo que estaba siendo torturado injustamente. “La verdad, la verdad”, gritó el podestà, y Samuel fue hecho “saltar” unos dos metros y medio, y dijo a su interrogador: “Dios me socorra y la verdad me ayude”. Después de 40 minutos, el prisionero fue devuelto a su celda.

Una vez destrozados, por supuesto, los prisioneros judíos confesaron. Después de otra sesión de tortura, Samuel denunció a otro judío. Subsecuentes tormentos finalmente lo quebrantaron al grado de que describió el ritual asesino y la forma en que supuestamente lo llevaron a cabo y culpó a otros dos de este crimen inexistente.

Dos mujeres torturadas lograron exonerar a los niños, pero de todas formas, según Grafton, “acusaron a sus seres queridos, amigos y miembros de otras comunidades judías”. Así, la tortura obligó a civiles inocentes a confesar crímenes fantásticos.

El historiador de Oxford Lyndal Roper encontró que los torturados llegaron a reconocer su culpabilidad.

La conclusión de Grafton no tiene respuesta. La tortura no sirve para obtener la verdad. Consigue que la gente más ordinaria diga lo que sea que el torturador le ordena. Los hombres que padecieron el waterboarding de la CIA bien pudieron haber confesado que podían volar y que eran cómplices del diablo. Y quién sabe si la CIA no acabaría creyéndoles.

© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=sociedad&article=032n1soc

Crisis de autoridad y hartazgo ciudadano

En los últimos dos días se han producido diversos hechos violentos entre civiles y miembros de corporaciones policiacas en Michoacán, Oaxaca y Chiapas. En la primera de esas entidades, habitantes de la comunidad indígena de Tarícuaro, municipio de Nahuatzen, golpearon a dos elementos de la policía que intentaban contener protestas contra un funcionario de la alcaldía local, al que acusan de prepotencia y de quien pedían su cese. En Oaxaca, pobladores de Santa María Temaxcaltepec fueron detenidos por agentes preventivos tras una confrontación con miembros de organizaciones vinculadas con el partido gobernante en ese estado, el Revolucionario Institucional (PRI). En Rómulo Calzada, Chiapas, los pobladores desarmaron y, hasta la noche de ayer, mantenían “retenidos” a elementos de la policía estatal tras un enfrentamiento entre civiles y uniformados que cobró como saldo una persona muerta y varias heridas.

A primera vista, estos hechos pudieran parecer inconexos y poco significativos, pero no lo son. En efecto, este tipo de enfrentamientos –reproducidos, en los últimos años, en casi todo el país– responden a causas distintas y se originan en circunstancias disímiles; sin embargo, todos ellos tienen un denominador común: el hartazgo de la población ante la ineficacia y los abusos de las presuntas fuerzas del orden público, a su vez síntoma de la descomposición y el agotamiento que acusa el modelo de mando-obediencia sobre el cual está fincada la trama estatal.

Ese modelo se encuentra en la base de las teorías del contrato social, y tiene su factor fundamental en la cesión de una parte de las libertades ciudadanas al Estado, a fin de que éste provea bienestar y seguridad a la población. Ello sustenta, entre otras cosas, la caracterización del Estado como detentador del monopolio de la fuerza y hasta de la violencia legítima, pero durante muchos años ese modelo ha sido empleado por las propias autoridades para justificar las relaciones verticales de dominación y la represión violenta de sectores de la ciudadanía que expresan voces disidentes a los designios gubernamentales. Así, los hechos referidos son también botones de muestra de cuán poco representada se ve la población en sus autoridades, paradójicamente en zonas del país donde las condiciones sociales imperantes ameritarían un mayor compromiso de cercanía y solidaridad para con los habitantes.

Por lo demás, las manifestaciones de violencia entre civiles y policías son a su vez síntoma de la desatención que sufren sistemáticamente en nuestro país centenas de expresiones sociales y políticas marginales, que no entran en la agenda de los gobiernos municipales y estatales, ni mucho menos en la federal, y no cobran importancia ante los ojos de la sociedad hasta que estallan en forma violenta.

Finalmente, debe recordarse que por lo general este tipo de conflictos tienden a crecer en magnitud y nivel de conflagración y que sus soluciones tienden a complicarse conforme pasa el tiempo y en la medida en que los gobiernos se empeñan en desoír las demandas ciudadanas, en descalificarlas antes que atenderlas y en apagar las manifestaciones de descontento por medio del uso de la fuerza pública. En los casos comentados, mal harían las autoridades si no mostraran disposición al diálogo y al reconocimiento de quienes, en última instancia, justifican la existencia de su estructura y de sus cargos.
http://www.jornada.unam.mx/2008/05/03/index.php?section=opinion&article=002a1edi

Nenhum comentário: