domingo, 27 de abril de 2008

Indice la Jornada, domingo 27 de abril de 2008

1- Autoridades de salud zapatistas denuncian que médicos no atienden pronto a enfermos
“Racismo y negligencia” en hospital coleto causó la muerte a una indígena de 72 años

2-
Un primo de Ulises Ruiz, funcionarios judiciales y policías, entre los aprehendidos ayer
Detienen a personal del gobierno de Oaxaca relacionado con los desaparecidos del EPR

3-
Lo único constante en este caso es la impunidad, denuncia
Evidente, que fuerzas oficiales retienen a nuestros parientes, dice hija de Reyes Amaya

4-
El FNCR expone su postura



Autoridades de salud zapatistas denuncian que médicos no atienden pronto a enfermos
“Racismo y negligencia” en hospital coleto causó la muerte a una indígena de 72 años


■ Desdeñan diagnósticos de clínica La Guadalupana; hacen sufrir horas a pacientes de los Altos

Hermann Bellinghausen (Enviado)

Ampliar la imagen Zapatistas del ejido Amador Hernández Zapatistas del ejido Amador Hernández Foto: La Jornada

San Cristóbal de las Casas, Chis., 26 de abril Las autoridades de salud autónomas de los Altos denunciaron negligencia y racismo en el hospital regional de esta ciudad coleta, la cual ya causó la muerte de la indígena Juana Guadalupe Gómez, de 72 años, por falta de atención de una evidente oclusión intestinal, el pasado día 11. Luego de tres días abandonada en el nosocomio y afectada por una peritonitis que los médicos no quisieron ver, falleció “por paro cardiaco” según el parte médico. Tan tan.

La coordinación de la clínica zapatista La Guadalupana, del caracol de Oventic, denunció hoy que “90 por ciento de los pacientes” que ha canalizado en las semanas recientes –en su propia ambulancia– al único hospital regional de los Altos, en San Cristóbal, recibe mala o nula atención.

Cada mes se remiten de 10 a 12 enfermos. Así han salvado muchas vidas de zapatistas y no zapatistas de los Altos, Ocosingo y Teopisca. Pero en los últimos meses, el personal médico del nosocomio gubernamental ha dejado de prestar atención. Revisando los casos más recientes que presenta la coordinación autónoma, se encuentra algo que va del racismo a la negligencia o la ignorancia. Y, peor todavía, la arrogancia.

Cuando es rebasada por alguna emergencia quirúrgica o de terapia intensiva, la clínica zapatista remite los pacientes al hospital público. Por regla, los envía acompañados por un un promotor de salud autónomo, que para sorpresa de los médicos de San Cristóbal, sabe cuál es el problema del enfermo, lleva análisis y conoce el tratamiento que necesitan.

“Tú qué sabes. ¿Dónde aprendiste?” –preguntan molestos a los indígenas, antes de echarlos del área clínica, desdeñando cualquier información que venga de ellos. Y como dicen los promotores de La Guadalupana: “si a nosotros, que tenemos preparación y somos zapatistas, nos tratan así, mucho peor tratan a los hermanos indígenas que no se pueden defender”.

En días recientes, enfermos indígenas de El Bosque, San Andrés, Simojovel y Teopisca, remitidos por los zapatistas, han sido maltratados o abandonados en el hospital regional de San Cristóbal. El 25 de abril, Miguel Díaz Pérez (41 años) llegó con una apendicitis aguda y bien diagnosticada que requería cirugía inmediata. Injustificadamente, lo hicieron esperar 12 horas, en las que pudo morir.

En el hospital no acostumbran explicar nada a los familiares o los enfermos indígenas, ni siquiera al darlos de alta. “Para qué, si no entienden”, han dicho al personal de salud autónomo. Por esa actitud, Florentino Ruiz López (5 meses), de El Bosque, estuvo al borde de una septicemia; llegó con diagnóstico de neumonía y los médicos dijeron que era asma, lo dieron de alta sin antibióticos y le receteraron nebulizaciones. “En la comunidad no hay nebulizador”, dijo el promotor a la médica, a lo que contestó: “pues que venga aquí diario”. Y él replicó: “como no tienen dinero, no van a poder; para venir pidieron prestado”. Y la médica insistió: “seguro allá hay un centro de salud”.

Ofendidos por la seguridad del promotor indígena, dos galenos le advirtieron: “ya no les vamos a recibir más pacientes si no vienen acompañados de un médico”.

Los miembros de la coordinación de La Guadalupana apuntan: “ninguna ley obliga a que un enfermo tenga que llegar acompañado por un médico para recibir atención”. Consideran además que el maltrato lo reciben también por ser zapatistas. Así que Abelardo Méndez Hernández (4 años) aulló de dolor casi un día entero –el 23 de abril–, con una oclusión urinaria por cálculos, ya que los médicos rechazaron el diagnóstico de los indígenas; luego fracasaron en poner al niño un catéter para vaciarle la vejiga, y se olvidaron de él. “La madre recibió sólo indiferencia, y al otro día tuvieron que meter a Abelardo de urgencia en el quirófano”, refiere un promotor.

Elerina Sánchez Méndez (45 años), de Simojovel, enferma de tuberculosis aguda, fue llevada en muy mal estado de Oventic al hospital, el 12 de abril, luego de un grave sangrado pulmonar (hemoptisis). La médica que recibió a Elerina en el hospital dijo con sarcasmo a los promotores: “¿por qué se preocupan tanto?, es normal que sangre mucho, tiene tuberculosis, pero está mejor que yo”.

Los promotores aclaran que éstos son sólo algunos de los casos recientes. Afirman que episodios así suceden ahora dos veces por semana. La coordinación de la clínica zapatista de Oventic teme por sus pacientes. “Cada día que pasa los tratan con más desprecio.”
http://www.jornada.unam.mx/2008/04/27/index.php?section=politica&article=009n1pol

Un primo de Ulises Ruiz, funcionarios judiciales y policías, entre los aprehendidos ayer
Detienen a personal del gobierno de Oaxaca relacionado con los desaparecidos del EPR


Octavio Vélez Ascencio (Corresponsal)

Ampliar la imagen Formación de efectivos del EPR Formación de efectivos del EPR Foto: La Jornada

Oaxaca, Oax., 26 de abril. Funcionarios y peritos de la Procuraduría de Justicia de Oaxaca, incluido Romeo Ruiz –primo del gobernador Ulises Ruiz Ortiz–, y tres agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME) fueron aprehendidos el mediodía de este sábado por soldados del Ejército Mexicano y elementos de la Policía Federal Preventiva acantonados en esta ciudad.

En total son siete detenidos y están presuntamente relacionados con la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, a quienes el Ejército Popular Revolucionario (EPR) reclama como militantes suyos desde su desaparición, el 25 de mayo de 2007.

Por esa misma acusación fueron implicados el subdirector operativo de la PME, Pedro Hernández Hernández, y su ex chofer, el agente Ángel Reyes Cruz, aprehendidos la mañana del viernes por las mismas fuerzas federales, informó en entrevista telefónica Gerardo Francisco López Thomas, abogado defensor de Hernández, quien dijo que su cliente con su ex chofer fueron trasladados vía aérea a la ciudad de México.

Allí, agregó, rendirán su declaración ante el Ministerio Público de la Federación adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República.

Ambos, subrayó, son señalados en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEITA/047-08 de tener alguna responsabilidad en la detención ilegal y posterior desaparición de los dos militantes eperristas.

Destacó que los siete detenidos del sábado, entre ellos Romeo Ruiz, director de Servicios Periciales, y Ricardo Canseco, subdirector técnico administrativo de la Procuraduría de Justicia del Estado, así como dos peritos y tres agentes de la PME, uno identificado como Édgar Toledo El Chiapas, fueron también trasladados al Distrito Federal para rendir igualmente su declaración.

“El agente del Ministerio Público me confirmó que ya habían llegado (al Distrito Federal)”, señaló López Thomas, y anunció que analizará la averiguación previa para conocer debidamente las acusaciones contra su defendido y presentar pruebas de descargo para lograr su libertad, aunque reconoció que el Ministerio Público Federal puede consignar o decretar el arraigo por determinado periodo a Hernández Hernández mientras continúa con las investigaciones.

Apenas el jueves, Ruiz Ortiz deslindó a su gobierno de la desaparición de los miembros del grupo armado, y se sumó a la demanda de familiares y de organismos civiles para que sean presentados con vida.

El EPR ha responsabilizado a los gobiernos federal y estatal de la desaparición de sus militantes y ha detonado explosivos en instalaciones de Petróleos Mexicanos en Querétaro, Guanajuato, Veracruz y Tlaxcala, además del de un centro comercial de esta capital, para demandar su presentación con vida.

Horas antes, la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Oaxaca inició una queja por la detención del subdirector operativo de la PME, Pedro Hernández, y solicitó medidas cautelares para que sea respetada su integridad física y sicológica.

Heriberto Antonio García, el ombudsman estatal, dijo que la queja fue presentada por la hermana del detenido, Guadalupe Hernández Hernández, y ante esto se abrió el expediente CDDH/445/(01)/OAX/2008.

Dijo que la queja fue remitida a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por estar señalados elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional.

A causa de esto, dijo, los visitadores adjuntos de la CNDH Rosa María Coraza, Ramón Vásquez Díaz y Pedro Rey Armendáriz se encuentran ya en Oaxaca para dar seguimiento al caso.
http://www.jornada.unam.mx/2008/04/27/index.php?section=politica&article=014n1pol

Lo único constante en este caso es la impunidad, denuncia
Evidente, que fuerzas oficiales retienen a nuestros parientes, dice hija de Reyes Amaya


Emir Olivares Alonso

Nadín Reyes Maldonado, hija de Edmundo Reyes Amaya, uno de los dos integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) desaparecidos hace casi un año, denunció que al permitir esos delitos el Estado mexicano “se convierte en el principal culpable de ese crimen de lesa humanidad”, ya que “existe evidencia clara que nuestros seres queridos están en manos del gobierno y son sometidos a torturas físicas y sicológicas”.

A once meses de la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, la joven denunció que “lo único constante (en este caso) es la simulación, la negación de justicia y la impunidad” que se vive en México en el que “al parecer la justicia sólo puede alcanzarse cuando se toma por la propia mano o cuando se posee una enorme influencia y poder”.

En un documento en el que exige justicia y sanción a los responsables de ese delito, Nadín Reyes señaló que, no conforme con “engañar a la sociedad” al argumentar que no es responsable de la detención-desaparición de ambos eperristas, el Estado mexicano “se llena la boca de mentiras diciendo que en México no existe la desaparición forzada de personas y que nuestro actual ‘presidente’ no permite ni permitirá ese tipo de prácticas.

“Cuánta falsedad e hipocresía, las desapariciones siguen desarrollándose y no existe ningún avance en ninguno de los recientes casos. Mientras que el Estado se defiende por un lado, por el otro reprime y atenta contra nuestros ciudadanos que no han hecho otra cosa que vivir y exigir una vida mejor.”

Reyes y Cruz desaparecieron el 25 de mayo de 2007 en Oaxaca y el EPR los reconoció como parte de su organización guerrillera al tiempo que culpó al Ejército Mexicano de ese delito y de diversas formas (con atentados en ductos de Pemex y escritos) ha exigido su presentación con vida.

En su escrito, la hija de Reyes Amaya señaló que los familiares de las víctimas de este delito tienen el derecho y libertad de realizar y tomar las medidas necesarias para exigir la presentación de ambos individuos; aunque –resaltó– al emprender esas acciones “corremos un riesgo, pero estamos convencidos de que nuestra labor es justa y que este crimen no debe permanecer impune y oculto a los ojos del mundo”.

Denunció que a lo largo de 11 meses familiares de los desaparecidos y activistas de derechos humanos han mantenido contacto y encuentros con emisarios del gobierno federal, quienes en lugar de iniciar las indagatorias para encontrar a los dos desaparecidos, “investigan sobremanera a nuestras familias”.

La joven alertó que los representantes gubernamentales sólo tienen la finalidad “de intimidarnos para que, ‘confesemos’, según ellos, lo que sabemos y como si fuéramos delincuentes nos acosan y persiguen”.

Asimismo, aseguró que los familiares de Reyes y Cruz han sido víctimas de amenazas anónimas con las que se les quiere intimidar. “Sin embargo, les decimos que no tenemos nada qué temer y continuaremos luchando hasta encontrar con vida a nuestros seres queridos y que los culpables (de su desaparición) sean castigados”. Responsabilizó al Estado mexicano de cualquier daño físico y sicológico contra alguno de los familiares de los desaparecidos,

También solicitó a las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, a la senadora Rosario Ibarra y a la sociedad en su conjunto, pronunciarse por la presentación con vida de ambos eperristas y de el resto de los desaparecidos políticos del país.
http://www.jornada.unam.mx/2008/04/27/index.php?section=politica&article=014n2pol

El FNCR expone su postura

Con fecha de 24 de abril ha circulado un comunicado del Partido Democrático Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDR-EPR), en el cual propone crear una comisión de intermediación con el gobierno federal, para dialogar sobre la presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, militantes de esa organización detenidos-desaparecidos desde hace casi un año.

El FNCR se refundó el pasado 2 de octubre. Desde entonces ha sido uno de sus ejes centrales la lucha por la libertad de los presos políticos y la presentación con vida de los desaparecidos. En esta materia recientemente el FNCR ha entregado al Congreso una propuesta de iniciativa de ley de amnistía.

En consecuencia, es una condición fundamental para el FNCR apoyar toda gestión política, legal o de cualquier índole, que acerque la libertad de los presos y la presentación de los desaparecidos.

Por lo anterior es que el FNCR responde afirmativamente a la propuesta del EPR de ser parte de una comisión de intermediación para lograr la presentación de los desaparecidos.

El FNCR recibe con beneplácito la noticia de que también las cuatro personalidades que han sido convocadas hayan emitido una respuesta positiva al llamado del PDR-EPR.

En su próxima reunión de asamblea el FNCR resolverá los mecanismos más apropiados para poder participar en esta comisión de intermediación. Sin embargo es importante dar a conocer la posición del FNCR, para que las otras partes involucradas puedan emitir alguna opinión en su caso.

Frente Nacional Contra la Represión, fncr07@gmail.com, www.fncr.blogspot.com/

Nenhum comentário: